[dropcap]R[/dropcap]ick Ryan con su hijo Jeremy en el 408MX en San Jose, CA. Jeremy eligió #10 como un homenaje al número nacional más bajo de su padre, que fue ganado para la temporada 1988 de la AMA… El otro día en Instagram hablando con un fotografo americano le pregunte si tenía fotos de Rick Ryan, me las subió y después alguien de Argentina, no recuerdo quién me dijo que sabía que había corrido en Monte Grande, la verdad es que lo trajo ALPES corrió con una CR 125 y había un triple que pocos hacíamos (yo tenía una CR 250) ese día Esteban Segat terminó en el Hospital y se salvó de romperse el cuello en ese mismo triple, mientras que el bueno de Ryan lo hacía muy suave, era llegar ahí y encomendarse a Dios, porque también había que doblar apenas se aterrizaba y el recibidor era ua pared, pero el lo hacía sin problemas, el circuito tenía varios dobles y el piso estaba muy jabonoso, recuerdo hasta al Mono Ciancaglini quejarse (no quería correr) y también recuerdio haber saltado varias veces un doble sobre Daniel Domaszewski, el me pasaba en una curva después de una recta y yo lo pasaba en un doble que era un jabón y pocos se animaban, Ryan nunca se enteró que la pista era un jabón, después también corrió el Mundial en Cosquín y anduvo por supuesto muy rápido, la revista Racer X lo encontró y el Hippito encontró la nota, entonces la compartimos todos juntos.

Foto: Nick McCab
Foto: Nick McCab

En 1987, San José, California Rick Ryan logra lo impensable, al ganar una final de supercross como un verdadero corredor privado. Hacerlo ya es histórico, pero que sea la primera en el circuito de Daytona aún más impresionante, se las arregló para hacerlo en un Supercross notoriamente exigente. Hasta el día de hoy, ningún otro amateur ha podido igualarlo.

A pesar de su sorpresiva victoria, Ryan no pudo obtener un trabajo en un equipo de fábrica para 1988 y se olvidó de querer hacer una carrera como piloto oficial, persiguiendo premios y comenzó a correr por el dinero en todo el mundo (recordemos que ALPES lo trajo a Argentina) antes de desaparecer de este deporte en la década de 1990.

Hace unos años, hubo un informe que había sufrido un ataque al corazón, pero la información y su seguimiento fue escaso, Ryan mantuvo algo de misterio. Nos encontramos con él por casualidad en un martes por la tarde mientras andaba con su hijo en una pista de motocross local en San José, California.

Pregunta: Rick, ¿dónde has estado, y ¿qué estás haciendo aquí?

Rick Ryan: Bueno, mi hijo de 7 años de edad, Jeremy fue picado por el bichito de las carreras, así que aquí estamos, simplemente dandole un poco de tiempo al asiento. Él obotuv su primera moto para Navidad el invierno pasado y quiere correr todos los días de la semana.

Había oído rumores de que apareciste en el úultimo invierno en un viejo RM250 – vistiendo pantalones de chándal grises – y salió, y más o menos te fumaste a todos los chicos locales.

Sí, yo no había estado cerca de una moto en once años. Casi al mismo tiempo que me dieron la moto para mis hijos, yo pensaba que iba a intentarlo de nuevo. Un amigo tenía esa vieja RM por ahí, en su garaje y sólo la tomé prestado para ese día. Todo volvió muy rápido y yo fui capaz de hacer todos los saltos en la la tercera vuelta. Salí de ahí y conseguí mi propia moto y acabo de volver a ella. He corrido una sola vez el evento de MX en el Infineon en mayo y quería un poco de diversión, junto con Rodney Smith. Yo estaba pensando que yo podría tratar de ponerme en forma y correr algunos de esos eventos Endurocross, pero luego caí y se rompieron algunos huesos.

Yo había oído que era peor que eso.

Bueno, no era tan bueno. Me rompí tres vértebras, tres costillas y el esternón. Todavía estoy sanando y planificando correr de nuevo, pero por un tiempo habrá que esperar.

La historia de un amateur ganado en Daytona ha sido muy bien documentado en el pasado, pero fue el momento de mayor orgullo de su carrera?

No ser ganador de la primera manga del Motocross en 125cc en Gainesville la semana anterior fue más importante. Yo había gastado mi trasero todo el invierno y trabajado tan duro para 1987 para hacer los nacionales de 125cc y con muchas ganas de ganarlos. Mi objetivo era ir y dominar esa primera serie y lo hice. Le dije a mi mecánico en la línea de salida que yo era el chico más rápido allí y nadie allí me podría superar. Mi momento de mayor orgullo era tal vez dos o tres vueltas del final cuando mi mecánico puso el tablero que decía «P1, 55 segundos.»

Ryan con su trofeo de Daytona - Foto: RacerX
Ryan con su trofeo de Daytona – Foto: RacerX

Si mi memoria es correcta, en realidad te lastimaste la rodilla mientras liderabas esa carrera, ¿no?

Sí. Me enredé con un rezagado hacia el final y me pellizqué mi rodilla mala. En realidad, realmente estaba en muy mal estado para la segunda manga y también para el supercross la semana siguiente. Entrando en el supercross, mi rodilla estaba detonada y yo estaba prácticamente sólo planeando ir y pasear, pero las cosas se dieron a mi favor y gané.

Cuánto dinero hiciste por ese triunfo en Daytona?

Entre la carrera, contingencias, sponsors y bonificaciones de mis patrocinadores, creo que fue un poco más de $ 70.000 (dolares).

Eso es muy buen dinero para esa época!

En aquel entonces, Daytona fue un gran tema. La carrera fue mostrada en vivo en la televisión de Japón y algunos otros países y una gran cantidad de compañías como Honda utilizaron para poner una gran atención en él.

Tuviste algunos otros encuentros donde casi ganas una carrera, pero algo siempre parecía ir mal.

Sí, eso es seguro. En 1986, tuve la general de la 125 en el lago Sugartree en la bolsa. Con tres vueltas para el final, mi filtro de aire se cayó. La moto se las arregló para correr otra vuelta más o menos, pero murió antes de la bandera a cuadros y me anoté un abandono. Además, ese mismo año en el Supercross japonés, yo estaba en una moto oficial y fue líder pero llegué junto con [David] Bailey a una zona, nos tocamos y se dobló la palanca de cambios. Eso fue una porquería, y la moto quedó en tercera y yo terminé cuarto.

Mirando hacia atrás, ¿cuál es su mayor arrepentimiento?

Me di por vencido después de 1987 cuando tenía 21 años y no podía obtener mejores motos. Básicamente, había pasado el tiempo desde 1983-1987 pegado a la quinta posición en las carreras del AMA. Siempre parecía terminar entre la cuarta y la sexta posición y sentí que necesitaba mejores motos para hacer el siguiente paso y ganar. Como no podía conseguir buenas motos después de 1987, prácticamente tiré la toalla y simplemente empecé en busca de carreras por dinero. Fui a Europa durante unos años, hasta 1992, más o menos. Yo podría hacer $ 6.000 o $ 7.000 por semana corriendo alguna gran carrera internacional. Parecía que todas las semanas se trataba de una moto diferente y diferente equipo – Yo no entrenaba o prácticaba y sólo recogía unos cheques de pagos.

Corriste por un tiempo después de eso, sin embargo, ¿no?

Corrí hasta alrededor de principios de 1997, hasta que mi esposa estaba embarazada. Me convertí en profesional en 1982, así que fue una carrera bastante buena. Después de las carreras internacionales dejaron de pagar en los años 90, volví y tuve persiguiendo los premios de las empresas a los privados. En realidad estaba haciendo un dinero realmente bueno con eso, las carreras de todo tipo de eventos cada fin de semana – CMC, Trans Cal, GFI, la clásica de la primavera, algunas series en Idaho, e incluso los eventos Pac-Oeste. Me gustaba aparecer en una carrera local y registrarme para obtener la mayor cantidad de clases que pagaran dinero y de contingencia y fui capaz de hacer un par de cientos de miles de dólares al año por un tiempo. Pero luego colgué hasta este invierno cuando mi hijo quería montar.

Entonces, ¿cual es tu historia ahora?

Bueno, yo vivo en Saratoga [California] ahora con mi esposa, Cindy. Tenemos dos hijos, Jeremy y James. Básicamente, soy dueño de mi propio negocio de bombeo de hormigón y trabajo para mí mismo. Mi empresa Concrete Pumping RC. Es un trabajo duro, pero no tan dura como correr motocross. Mi hijo mayor James anda un poco, pero está realmente con la pesca, mientras que Jeremy parece ser el piloto. No lo empujo en absoluto y en realidad prefiero dejarles hacer otras cosas, pero Jeremy, lo único que quiere hacer es andar casi todos los días. Él sólo ha estado andando durante ocho meses o algo así y lo que realmente me impresiona lo bueno que se ha convertido. Él ya está pasando por motos bastante rápido.

Hace unos años, hubo un informe que tuviste un ataque al corazón. ¿Qué fue todo eso?

Bueno, no fue un ataque al corazón, pero tuve una cirugía de bypass cuádruple en 2007. Está todo bien ahora, sin embargo.

¿Qué piensa usted acerca de las carreras en el nivel superior hoy en día? ¿Todavía sigues?

Bueno, no es muy diferente, todavía hay una clase de tipos que dominan en un momento dado. Pero sí recuerdo, en 1987, tuvimos, como, doce ganadores diferentes en la clase 125 [Motocross]. No creo que hoy haya doce chicos en la largada que podrían ganar una serie, por lo que el nivel de competencia antes era muy fuerte. Además, hoy en día parece que conseguir un buen equipo es un poco más fácil. Hay un camino muy claro para los grandes pilotos amateurs y pueden escoger una serie de buenos equipos, una vez que se mueven hacia arriba. En la década de 1980, las buenas motos y buenos equipos eran escasos, no importaba lo que hubieras hecho.

Ryan líder en Daytona - Foto: RacerX
Ryan líder en Daytona – Foto: RacerX

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here